Entremontes

Entremontes representa un modelo de elaboración enológica que integra una gran extensión de viñedos en propiedad y toda la dotación técnica precisa para elaborar graneles de calidad, vinos ecológicos y una variada selección de microvinos.

La historia


Entremontes es la prolongación histórica de la Sociedad Cooperativa Nuestra Señora de la Piedad, ubicada en Quintanar de la Orden, Toledo, en el centro geográfico de la división regional conocida como La Mancha.

La Sociedad se fundó el 16 de febrero de 1954, constituida entonces por iniciativa de 59 socios viticultores de Quintanar de la Orden. Con el paso del tiempo, este número ha aumentado hasta una cifra actual superior al millar de socios, naturales de Quintanar y de poblaciones limítrofes. Nuestra identidad participa de una doble naturaleza agraria y empresarial. Por una parte nos reconocemos viticultores caracterizados por el respeto a la tierra y el cuidadoso trato de la vid; por otro lado, nos consideramos empresarios del vino que alcanzaron hace tiempo un completo dominio sobre el proceso enológico, lo que hoy nos permite ofertar vinos de calidad orientados hacia la satisfacción de demandas de mercado muy específicas. Históricamente, Entremontes ha sido reconocida como una de las sociedades cooperativas más innovadoras de la región. Prueba de ello fue la pionera aceptación (1985) de la fermentación controlada, la creación de una línea de embotellado propia (1987) que permitió la comercialización de nuestras propias marcas y la búsqueda de mercados internacionales para nuestros graneles (1982).

La bodega


La empresa se asienta sobre 32.000 metros cuadrados que dan cabida a todos los equipamientos de recogida, procesado y almacenaje.

La infraestructura técnica integra prensas neumáticas, autovaciantes, equipos de frío, intercambiadores, centrifuga y filtros tangenciales de última generación. Los depósitos de almacenamiento tienen una capacidad de 38 millones de litros. Entremontes cuenta con laboratorio habilitado para realizar analíticas completas y ensayos de rutina que posibilitan decisiones rigurosas sobre el valor de nuestras elaborados enológicos. Entremontes dispone de una magnífica sala de barricas con más de 300 unidades de roble americano y francés. La línea automática de embotellado tiene una capacidad de 6000 botellas a la hora. La producción de vino supera los 32 millones de litros. Las variedades en producción son airen, verdejo, macabeo, moscatel y sauvignon blanc para los vinos blancos; tempranillo, garnacha, merlot, syrah, y cabernet sauvignon para los vinos tintos. Desde el año 2015, Entremontes cuenta con la certificación necesaria para la elaboración y comercialización de vinos ecológicos. La progresiva integración de esta modalidad de viticultivo y la favorable acogida de los mercados, especialmente nuestro mercado centroeuropeo, nos ha permitido alcanzar el 15 por ciento de toda nuestra producción enológica. En la actualidad, más del 70 por ciento de nuestros motos y vinos son adquiridos en los mercados internacionales.

Los viñedos


Año tras año, Entremontes procesa más de 35 millones de kilos de uva de distintas variedades, provenientes de una superficie cercana a las 4500 hectáreas de viñedo.

Nuestra tradición vitivinícola, con un reconocido componente histórico, se suma a la combinación de favorables condiciones físicas para la elaboración del vino: suelo arcilloso-calizo idóneo para el cultivo, elevada altitud media, clima especialmente beneficioso, fuerte contraste térmico entre estaciones, alta y estable tasa de insolación anual y riqueza en variedades de uva. El emplazamiento de nuestros viñedos en la gran llanura manchega confiere a los vinos de Entremontes los característicos valores de los vinos de alta calidad. Especialmente destacable es que un conjunto de los viñedos de Entremontes se asientan sobre zonas de cultivo con altitudes cercanas o superiores a los 700 metros sobre el nivel del mar, entre extensiones de monte mediterráneo caracterizadas por la proliferación de encinas y plantas aromáticas. Igualmente, cobra relevancia la edad de nuestras vides a la hora de elaborar vinos con marcada personalidad y atributos únicos. Por razones históricas y sociales, la mayor parte de nuestras plantaciones de la variedad airén se mantienen ocupadas con vides que rondan los treinta años de edad. Esta particularidad, hoy casi única en un territorio con tendencia a la renovación de la planta, nos permite obtener vinos con matices propios de las vides añejas, de gran valor enológico, muy favorables para la producción de aromas y sabores especiales.

Los vinos


Nuestros vinos componen una oferta enológica global que cubre cualquiera de las demandas originadas en los mercados actuales, desde graneles de calidad hasta microvinos especializados.

Nuestros graneles de mosto y vino provienen de quince variedades de uva cultivada en viñedos propios. En su elaboración participan una sólida experiencia como bodegueros tradicionales, un profundo conocimiento de las propiedades enológicas de nuestros frutos y la tecnología necesaria para garantizar la calidad hoy demanda por el consumidor. Los micrograneles de Entremontes, para elaboraciones destinadas a mercados reducidos, consiguen las propiedades determinadas por el cliente. Se trata de elaboraciones enológicas cuyas características y valores se fijan a través de una carta única de condiciones. Consideramos a este cliente como propietario de una parte de nuestra infraestructura productiva, una microbodega de Entremontes que se adapta a la estructura productiva del cliente como una parte más de su propia bodega. Los vinos ecológicos, procedentes de nuestros propios viñedos, nacen gracias una viticultura certificada que ha recuperado las prácticas de trabajo ancestrales del cultivo y el cuidado de la vid. La utilización adecuada de recursos naturales, evitándose todo tipo de productos químicos de síntesis durante el cultivo o la elaboración, y una infraestructura estanca de generación de mostos garantiza la elaboración ecológica de vinos equilibrados, intensos y sanos. Finalmente, Entremontes ofrece vinos embotellados con marca y etiqueta de cliente. Con una extensa gama de vinos y una planta de embotellado con capacidad para seis mil unidades a la hora, atendemos la demanda de clientes que operan con marcas propias en mercados de diverso tamaño. A nuestra capacidad de microelaboración de vino añadimos las funciones de etiquetado, embotellado y parte de la distribución logística.

¿Hablamos?